Lofoten y el sol de medianoche

Diez días se me han pasado volando recorriendo Lofoten, esas bonitas islas del norte de Noruega. Decidí ir en esta época del año para ver el fenómeno del sol de medianoche y, ciertamente, ha valido la pena, aunque el tiempo no acompañara demasiado.

Las islas Lofoten se caracterizan por sus montañas y picos, isletas al abrigo de las aguas abiertas del océano, playas y grandes áreas vírgenes. Al igual que casi toda la costa noruega, su geografía se encuentra profundamente recortada por fiordos.

Dawn in Lofoten

 Amanecer en Fredvang a las 04.00 horas

Hacer el viaje en fechas próximas al solsticio de verano, cuando el sol es visible las 24 horas del día al norte del círculo polar ártico y al sur del círculo polar antártico, ha sido bastante cansado pues salíamos a hacer fotos sobre las 18.00 ó 19.00 horas y no regresábamos al hotel hasta las 7 de la mañana del día siguiente.

Han sido muchas y variadas las playas que he visitado pero, sin duda, me quedo con dos, la de Utakleiv y la de Rorvika, un pequeño arenal cerca de la localidad de Henningsvaer que lo tiene todo para un fotógrafo: un río que desemboca en él, rocas, guijarros de diferentes colores … y si, además, te toca un buen cielo no se puede pedir más.

Where the river meets the sea

 Playa de Rorvika

La otra playa a la que me he referido, la de Utakleiv, es grande y cuenta con unas formaciones rocosas muy interesantes, en las que el agua y las algas depositadas permiten sugestivas composiciones.

Midnight sun in Uttakleiv

Utakleiv

Otra de las ineludibles visitas en Lofoten son sus pequeños pueblos costeros con sus respectivos puertos, y algo que ves por todas partes, aunque no quieras, son los secaderos de bacalao.

Podéis ver más fotos de mi viaje a Lofoten en mi web.

Esta entrada fue publicada en Localizaciones, Viajes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lofoten y el sol de medianoche

  1. Felipe dijo:

    Jo!!!!

    Vaya fotones, que luz… que compo… francamente pienso que tiene que ser un sitio alucinante. Si a eso le acompañas con luz toda la noche y un “poquito de mal tiempo” creo que tiene que ser un sitio donde plantar la cámara y llenar la tarjeta.

    Enhorabuena por el trabajo.

  2. Marilar Irastorza dijo:

    Pues sí, Felipe, el lugar merece la pena, aunque me impactó más Islandia. Muchas gracias por tu comentario y la felicitación.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *